Corredor “amateur” – Entrenador “profesional”

Ayer la Caravaca Experience. 34 km. con 2.000 metros de desnivel positivos, gran variedad de terreno y una muy buena organización. ¿Y hoy qué?


¿Qué me toca después de la competición? ¿bicicleta? ¿salida suave? ¿descanso? … Es lo que ocurre cuando no hay una persona que se preocupe de estos detalles. Un profesional preparado, que me controle, que planee mis entrenamientos, que registre mis avances, que me planifique la temporada. Un compañero que este siempre ahí, al que poder pedirle consejo, él que te consuela por un mal resultado, él que te alaba por los éxitos. Es lo que ocurre cuando no hay un entrenador.



Pero, ¿Realmente se necesita un entrenador? 

Es licito querer mejorar, sobre todo cuando estamos hablando de una competición. Que cada uno entienda lo de competir como mejor le guste: contra ti mismo, contra los elementos o contra los demás, pero en el fondo competir. 

Utilizamos para ello los elementos que tenemos a nuestro alcance: mejores zapatillas, alimentos especiales, material superespecífico. Aunque todos sabemos que para que lleguen los buenos resultados lo que se necesita es entrenar ¡Mucho entrenamiento! La cantidad aquí no es la única variable necesaria. La calidad es tan o más importante. Y aquí es donde supuestamente entra en juego un entrenador. Profesional que es capaz de sacar de cada uno de nosotros nuestro máximo. 

Pero, ¿Hay máximo en los corredores populares?

Pues exceptuando a unos pocos portentos de la naturaleza, la mayoría de los corredores populares, donde me incluyo como máximo exponente popular, CREO sinceramente que ni con un entrenador seriamos capaces de mejorar mucho más que siguiendo uno de los tantos entrenamientos estándar que circulan por la red. Que la genética, respecto a lo físico, nos ha dado lo que tenemos y que muy bueno tendría que ser el profesional para pulir donde poco hay que rascar.


Pero, ¿Existen los entrenadores buenos?

¡Espero que si! No me resigno a seguir siendo un paquete, Me voy a poner a buscar entrenador desde mañana mismo.

Y tú qué opinas: ¿Son necesarios los entrenadores "profesionales" para los corredores “amateur”? 

No olvides contestar a la encuesta que coloco arriba a la derecha. Ojo, si abres la entrada con el móvil, es probable que no te salga la encuesta, cámbialo a ver como si fuese un PC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada