En la SENDA con “The North Face”


Soy un principiante ya novato en esto de las carreras por montaña, pues aunque solamente lleve unos 8 años dedicado a correr por las empinadas  pendientes de nuestras lomas, soy uno de los deportistas murcianos  en activo, que más tiempo lo ha y lo sigue haciendo.

El correr como aficionado siempre es difícil; compaginar los entrenamientos y competiciones  con tu familia, tu trabajo y otras aficiones, cuesta mucho, aunque ¡palos con gusto no hacen daño!

Pero no todo es malo: el poder disfrutar de la naturaleza, el compartir una actividad que te gusta con un amigo, la superación personal, los triunfos cuando llegan y un sinfín de sensaciones en el cuerpo cuando corres libre por la montaña, hace que todo el “sufrimiento” valga la pena.

Cuando a todo lo anterior se le añaden nuevos proyectos para seguir caminando, como el trabajo de un compañero que piensa en ti y la confianza de una marca deportiva que te apoya, se crea un ambiente que te da fuerzas para seguir otros 8 años más.



Quiero dar las gracias a la prestigiosa marca  de artículos de montaña The North Face que me ha propuesto, a través  de Cesar Vergara,  su representante en el Sureste Español, para ser una especie de representante-probador del material que esta Casa está diseñando para las carreras por montaña.

Después de probarlas en mi entrenamiento y competiciones, compartiré con vosotros el análisis de las diferentes prendas deportivas, complementos y zapatillas con los que The North Face me irá dotando. Los análisis estarán centrados en las sensaciones personales que me trasmitan, sin centrarme en exceso en las características técnicas, que tan fácilmente se pueden encontrar en multitud de páginas especializadas.

Deseo que esta asociación dure  largo tiempo, para contaros todo los entresijos sobre estas prendas y poder así disfrutar personalmente del uso de una de las mejores marcas, en este mundo de la montaña.

1 comentario:

  1. Buena eleccion sin duda. Un saludico y a esperar tus analisis.

    ResponderEliminar