III San Jorge Trail: A la caza del Dragón

No se pudo elegir, Alberto Plazas (Las Torres De Cotillas) quería ser el Dragón. Sin dar ninguna posibilidad: “¡qué me siga quien pueda!”, y como si estuviese en otra carrera, desde los primeros metros se marcho en solitario.



Solo nos quedaba pelearnos por ser el San Jorge que, por lo menos, intentase cazar al Dragón. En este casting si éramos un buen grupo, que nos mantuvimos unidos por las primeras ramblas y caminos de este siempre divertido pero exigente recorrido.



Yo me sentía muy cómodo, alternándome con Ángel Mayor (Cex Cartagena) en el liderazgo de los caballeros perseguidores, pero en fila india y sin conseguir despegar a ninguno de los aspirantes al título deseado de “Cazador de Dragones”



Tuvo que llegar un repecho un poquito más duro para disgregarnos. Andábamos por el  kilómetro 9, el grupo ya no parecía tan compacto y este pequeño resalte me llevo a adelantarme con Francisco Nicolás (La Gráfica Murcia Trail). Pronto se nos juntaría en la aventura Fabián Campanini (Atletisme Crevillente), corredor que no conocía y que parece que no se movía muy cómodo cuando el terreno se pone comprometido.



Aunque no mirase, lo sabía. Por detrás y siempre muy cerca nos seguían todos, esperando que flojeásemos para pode cazarnos. Corredores muy buenos y experimentados, con unos magníficos finales de carrera.

El tercer avituallamiento coincide con un poco de pista en descenso, lo que aprovecha Campanini para apretarnos las tuercas, que aunque hasta ahora se le notaba torpe en las bajadas, nos mete un par de kilómetros por debajo de 4 minutos, que a estas altura de carrera me hace mucho daño. Me descuelgo, empezando a notarme cansado a falta todavía de algo menos de 10 kilómetros.



Por detrás aparece Francisco Mendoza (Alhama Coym), que sin descanso me va restando terreno. Por delante veo como Campanini descuelga a Fran que intuyo que también está en crisis.

Cuarto avituallamiento. Mendoza nos ha pasado a los dos y se introduce en una rambla a la caza del primer Caballero sobre un terreno muy favorable para él ¿Conseguirá alcanzarlo? Yo sigo detrás de Fran, pero un milagroso membrillo ingerido en este acertado control, hace que poco a poco le vaya recortando terreno. Pero de repente aparece otro actor en la fiesta, Juan José Larrotcha (Independiente) me persigue y cada vez está más cerca.



En la garrita de control de Coto Cuadros y después de haber completado la penúltima cuesta, sobre el kilómetro 26, nos juntamos Juanjo, Fran y Yo. Juanjo va a más y aprieta en la bajada, yo, ya recuperado intento seguirlo, y Fran si conseguir salir de su crisis, se queda detrás.



Aguanto a Juanjo todo lo que puedo, realizando la última subida a su ritmo, pero es evidente de que está más entero que yo, pues cuando pilla pista, no puedo seguirlo y se marcha en solitario hacia meta. Aprieto hasta el final completando la carrera con buenas sensaciones, maldiciendo por no haber comido el recuperador membrillo antes.

Al final el Dragón nos gano la partida, pues Alberto consiguió vencer a todos los Caballeros metiéndole casi 2 minutos de ventaja a Campanini, el segundo clasificado.

Yo dejo por ahora las carreras rápidas para empezar con la autenticas de montaña, esas en las que se puede andar sin sentirse mal por ello. La siguiente ya está aquí, pues este domingo nos vamos a probar el cortafuegos del Portazgo.


¡Pero eso ya es otra historia para próximas entradas!


4 comentarios:

  1. Ta faltao poner la marca del membrillo ese mágico, jeje. Un saludico.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena Javier. San Jorge o Dragón........... eres un gran caballero.

    ResponderEliminar